Parroquia Santísimo Sacramento de Torrijos
Inicio Colegio Santísimo Cristo Esclavos de María y de los Pobres Madres Concepcionistas Archidiócesis de Toledo
 
Inicio
La Parroquia
  Sacerdotes
  Horarios
Avisos
Liturgia
  Catequesis
Publicaciones
La Colegiata
Santos y Patrones
Hermandades y Cofradías
Grupos y Movimientos
LECTURAS DEL DÍA Y LITURGIA
 
Evangelio del día comentado
Calendario Litúrgico de la Conferencia Episcopal
► Delegación de Liturgia de la Archidiócesis de Toledo
   
EL AÑO LITURGICO

El año litúrgico desarrolla cíclicamente, los diversos aspectos del único Misterio Pascual integrándonos de nuevo cada año en la historia de la salvación.
Recordamos los sucesos más importantes del plan de salvación de Dios para el hombre.
Es un camino de fe que nos mete progresivamente en el misterio de la salvación;

Un camino que los cristianos recorremos para realizar en nosotros este plan divino de amor que apunta a que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad. (1Tm 2,4)

 
ADVIENTO

E
s la preparación del hombre de hoy para celebrar la venida del Señor. Es un tiempo propicio para la evangelización y la oración que dispone al hombre, como persona, y a la comunidad humana, como sociedad, a aceptar la salvación que viene del Señor. Jesús es el Señor que viene constantemente al hombre. Es necesario que el hombre se percate de esta realidad, para estar con el corazón abierto, listo para que entre el Señor. El Adviento, entendido así, es de suma actualidad e importancia.
 
NAVIDAD


La iglesia en su misión de ir por el mundo llevando la Buena Nueva ha querido dedicar un tiempo a profundizar, contemplar y asimilar el Misterio de la Encarnación del Hijo de Dios; a este tiempo lo conocemos como Navidad.
 
TIEMPO ORDINARIO

Son
treinta y cuatro semanas en el transcurso del año, en las que no se celebra ningún aspecto particular del misterio de Cristo.
Es el tiempo más largo, cuando la comunidad de bautizados es llamada a profundizar en el Misterio Pascual y a vivirlo en el desarrollo de la vida de todos los días.
El Tiempo Ordinario del año comienza con el lunes que sigue del domingo después del 6 de enero y se prolonga hasta el martes anterior a la Cuaresma; vuelve a reanudarse el lunes después del domingo de Pentecostés y finaliza antes del domingo primero de Adviento.
 Las fechas varían cada año, pues se toma en cuenta los calendarios antiguos que estaban determinados por las fases lunares, sobre todo para fijar la fecha del Viernes Santo, día de la Crucifixión de Jesús, a partir de ahí se estructura todo el año litúrgico.
 
CUARESMA

En las primeras comunidades cristianas la preparación pre-bautismal (catecumenal), era intensiva y se dirigía también a los otros sacramentos de iniciación -Confirmación y Eucaristía-, que se acostumbraba recibir durante la Vigilia Pascual.
Esa preparación pretendía todo un proceso de transformación integral y profunda de la persona a la luz de la palabra de Dios.
Era durante el tiempo anterior a la celebración de la Pascua que se inscribían y seleccionaban los candidatos a recibir el Bautismo, que habían estado estudiando ya fuertemente la doctrina cristiana y que se sometían a escrutinios para purificarse y protegerse contra las tentaciones y para rectificar la intención y mover la voluntad.
Con estos fines el sacerdote oraba sobre los catecúmenos.

 
SEMANA SANTA
Domingo de Ramos Jueves Santo Viernes Santo
En la Semana Santa se celebran los misterios de salvación realizados por Cristo en los últimos días desde su entrada mesiánica en la ciudad de Jerusalén. La semana santa comienza con el Domingo de Ramos de la Pasión Señor.
TIEMPO DE PASCUAS
El Tiempo Pascual emerge de la Vigilia Pascual y concluye cincuenta días después de Pentecostés. Es un tiempo de gozo en el que celebramos la resurrección y ascensión de Cristo, la venida del Espíritu Santo y el inicio de la Iglesia. Es un tiempo de regocijo, cuando cantamos "Aleluya" llenos de emoción.
PENTECOSTÉS


En el calendario del Año Litúrgico, después de la fiesta de la Ascensión, a los cincuenta días de la Resurrección de Jesús, celebramos la fiesta de Pentecostés.

Quedaron llenos del Espíritu Santo, desde ese día, ya no tuvieron miedo y salieron a predicar a todo el mundo las enseñanzas de Jesús.

TIEMPO ORDINARIO

Tras la celebración de la fiesta de Pentecostés se reanuda el tiempo ordinario hasta completar las treinta y cuatro semanas del año.
Durante este tiempo no se celebra ningún aspecto particular del misterio de Cristo, sino que la liturgia invita al creyente a un recorrido pausado a través del evangelio.

Este tiempo se verá interrumpido en diferentes momentos para celebrar alguna fiesta del Señor, la Stma. Virgen o los Apóstoles.

►Corpus Christi
►Asunción de la Virgen
►Natividad de la Virgen

Y terminará con la fiesta de Cristo Rey del Universo, que dará paso a un nuevo Adviento.
   
Subir
 
© www.torrijosparroquia.es   - Todos los derechos reservados
[ Inicio | Colegio Stmo. Cristo de la Sangre | Esclavos de María y de los Pobres | Madres Concepcionistas | Archidiócesis de Toledo]